Skip to main content

Gestión de velocidad

El exceso de velocidad es el principal problema de seguridad en muchos de los países OCDE/CEMT. Es responsable de aproximadamente un tercio de las víctimas mortales en carretera, una cifra tristemente alta. El exceso de velocidad no sólo tiene impacto en los accidentes. También tiene consecuencias negativas para el medioambiente, el consumo energético y la calidad de vida, especialmente para los habitantes de zonas urbanas.

Una reducción de tan solo el 5% de la velocidad media en carretera ayudaría a evitar un 20% de las víctimas mortales. Hay experiencias positivas para reducir rápidamente el alcance del exceso de velocidad y, así, el número de víctimas mortales y heridos. Reducir el exceso de velocidad también reduciría los efectos negativos en el medioambiente y a nivel social, especialmente en las zonas urbanas.

Se necesitan medidas amplias, desarrolladas dentro de un conjunto de políticas de gestión de la velocidad coordinadas. ¿Qué ventajas tienen las mejoras en infraestructuras, los límites de velocidad, la señalización, educación y la aplicación de medidas de imposición? ¿Cuáles son los elementos más rentables de una política de gestión de la velocidad? ¿Cuáles son las perspectivas para el uso de nuevas tecnologías que fomenten la elección de una velocidad adecuada y que permitan un mejor cumplimiento de los límites de velocidad?

Este informe, elaborado por un Grupo de trabajo del Centro de Investigación sobre el Transporte de la OCDE/CEMT, afronta los problemas clave y subraya las mejoras políticas y operativas para reducir el exceso de velocidad. También presenta un marco para conseguir los mejores resultados posibles en materia de seguridad vial, al tiempo que se contempla la protección del medioambiente y la movilidad sostenible.

El informe es de lectura obligada para todos los interesados en los principales problemas relacionados con la velocidad. Estos problemas, muy extendidos en los países OCDE/CEMT, tendrán una presencia cada vez mayor en los países en vías de desarrollo a medida que aumenten sus niveles de motorización.